lunes, 31 de marzo de 2008

Amazonas II: Paseio por la selva

Empieza mi paseo por el gran Amazonas (5 días, 4 noches), rio y selva. Ruta con buena pinta y buena compañia de nuevo: dos uruguayos muy muy simpáticos, Borja y yo. El guia, nuestro Marcelo, también un tio parlanchin y muy agradable.

Encuentro de las aguas, lago Mamori, Jurara... selva... increíble. Tenía unas expectativas altísimas, de hecho, lo tenía idealizado desde hacia muchisimos años. Amazonas y Pantanal. Expectativas cumplidas, desde luego.

Desplazamientos en una pequeña barca a motor. La primera noche dormimos en casa de una familia indígena amigos del guía... no demasíadas comodidades, un buen fuego para cocinar y una gran terraza donde colgar las hamacas para dormir. Nada de mosquitos, sólo nosotros y la respiración de los gatos, perros, gallinas, gallos, patos y demás animales que habitaban debajo de la casa:



Dos noches de selva. Sensaciones de estar en medio de la nada. En un medio absolutamente hostil en el que no tenía ni idea como desenvolverme ni sentirme cómoda. Pero en el Amazonas al fin y al cabo, vistas increíbles, imágenes grabadas en la retina para siempre. Dos guías indígenas desenvolviendose como pez en el agua. Uno de ellos (habitante de la casa en la que dormí la primera noche) solo con sus chancletas, un chupichandal, una escopeta y un machete. Con elementos de la selva lo organizaban todo... en un momento teníamos un campamento montado: con troncos, hojas de palmera, líanas haciendo las veces de cuerdas...


Hogar, mesa, banco donde sentarnos y una buena hoguera. Alimentación básica y muchas ganas de estar allí. Hormigas, mosquitos, muchos mosquitos y mucha lluvia. Pero tranquila, feliz, básicamente feliz.


Baño en el lago Mamori, pesca sin éxito por mi parte, risas, sol, calor húmedo, monos, perezosos, tarántulas, delfines, un atardecer especial...




Última noche en un lodge humilde pero acojedor, esta vez en cama. Cena rica, caipirinhas, charleta y ninguna preocupación en la mente, sólo yo, nosotros y el momento.

Lo que comenzaba como algo difuso, de sólo 3 días, se convirtió en una aventura de 5. 5 días especiales, inolvidables. Para mi las imagenes hablan por sí solas, ahora ocupan un cachito de mi. Y no puedo evitar sentir un poco de tristeza, aunque no deba:

O valor das coisas não está no tempo en que elas duram, mas na intensidade com que acontecem. Por isso existem momentos inesquecíveis coisas inexplicáveis e pessoas incomparáveis.

Gracias otra vez, por estar aquí, por estas experiencias, por estos momentos que nos unen más, sin duda.

4 comentarios:

Mamés dijo...

Epa pareja.

Me alegra ver que estáis en mutua compañía.

Cuidaros.

Cholo3pa

Borja dijo...

Aunque no lo parezca el caiman que sujetamos, era muy feroz, y media entre un metro y metro y medio.
jaja
Borja

Anónimo dijo...

Hola!
Quería saber el precio aproximado de esos botes que recorren el amazonas y donde se pueden tomar.
Gracias!

Eva dijo...

Hola,
a ver no sé si he dejado los datos del guía pero ahí van:
MARCELO marcelobeniti_l@hotmail.com
-Casa: 55.92.3618.1843
-Móvil: 55.92.9624.4372
-amazonsurvivaladventures.com

El precio tendrás que negociarlo. Unos compañeros han ido ahora en julio y les ha cobrado 150 reales por persona y día, eso durmiendo en Pousada todas las noches.

Yo no me acuerdo bien, ya lo siento. Pero diría que por 100 reales lo deberías sacar... date cuenta que teniendo el contacto del guia te saltas a la agencia que si que son chupasangres del todo...

Marcelo habla español, así que puedes llamarle sin problema.

Cualquier cosa me dices, y si quieres escribeme a evaensaopaulo@gmail.com

Un saludo.
Eva