martes, 20 de mayo de 2008

Pues sí pues sí...

Esto lo escribí el lunes de la semana pasada, pero retomo el tema:

“Hoy estoy de paja mental de nuevo. Aviso a navegantes. Hoy he pasado un día agotador. No me he matado a trabajar, nadie lo duda. Pero he salido del curro escopeteada pensando en llegar a mi casa. Siesta. Libro. Peli. En definitiva, descansar, porque los lunes son fatales después de fines de semana matadores.

Me he bajado del bus en Faria Lima con Teodoro, mi calle preferida. Iba andando, con frío, con sueño y cansada. Me he sentido incomoda un par de veces. No me suele pasar, hoy sí, y no sé porque. Pero he seguido avanzando repitiéndome a mi misma que a las 17 de la tarde en una calle más que transitada no puede haber problema ninguno.

Estamos en otoño, hace frío, mucho frío. Las tiendas tienen todo su magnífico muestrario de invierno. Última moda en leotardos, sí, como esos terribles que usábamos con el uniforme (tomates no incluidos). Una señora mayor, de esas que se ven pocas en esta ciudad, me ha dado un papelito de propaganda, la he mirado a los ojos para darla las gracias, y me ha correspondido con una sonrisa increíble. He entrado a algunas tiendas y lo mismo. Sonrisas, amabilidad, sonrisas.

Entonces, he seguido en mi bucle mental. Y realmente desaprovechar el tiempo aquí, en asqueamientos por idas de cabeza, atascos, frío, no-agua-caliente en la ducha, no-ventanas, no encontrar un solo vuelo que pueda pagar, no tiene sentido. Al contrarío. Me siento bien. He cenado con Guilherme. Luego he estado con Giu y Lu de charla, y me he sentido de nuevo en familia. Con una familia postiza, lejana, diferente. Chocante. Reconfortante. “

Todo esto viene por la familia Natingui. Es decir, mi casa. Había abandonado la convivencia. Pero la he retomado. La hemos retomado. Una cena con Guilherme, un par con Giu y Luciana. Ahora podemos tener conversaciones normales. El idioma da para entendernos más que de sobra. Cada cual con sus cosas. Todos en harmonía. Viviendo juntos. Disfrutando de la compañía. Buena, sin duda.
Ha vuelto el buen tiempo. De nuevo hace calor. Cielo azul y estado de paz. Que salga el sol por donde quiera. O no.

2 comentarios:

a Life dijo...

Amore!!!! He abierto el blog de nuevo. Oye oye, veo que sales de fiestuki con la Silvi de Manresa. Cómo te llegan al alma los de ManreCity eh... Jajaj, ais! Nenaaa! A ver cuando hablamos que te echo en falta!!!!!
Besos a montones guapi.

Eva M. Paíno dijo...

Uy, esas pajas mentales no son buenas, así que a animarse tocan, que el país lo pide!!!
Ya ya nos va quedando menos para terminar...

Besos desde Quito!!!